Exposición "Castillo de Jérica. Pasado y futuro"

Vista del Castillo 02 copia

La historia del Castillo de Jérica es una historia paralela a la de la propia población.

Desde la Edad del Bronce, el cerro de la Peña Tajada o Monte de la Torreta ha servido como asentamiento para las diversas culturas que por esta Villa han habitado.

013

Molino de Mano

Tras las excavaciones que se comenzaron en el año 1999 se ha podido comprobar, con toda seguridad, que existía un poblado del bronce en la cara noreste, ya que se encontraron muros de viviendas, cerámicas y un hogar que contenía las cenizas y la olla que en el momento de su destrucción estaban en él.

013

Olla (Edad del Bronce)

Las cerámicas de origen romano y vestigios de esta época son más bien escasas, y no es hasta la época islámica cuando se construye el castillo.

013

Cerámica Islámica

Pero es en la Edad Media cuando se configura la actual traza del recinto así como de las murallas que cercaban la Villa.

Aún así, se desconocía cómo se accedía al recinto y cómo era la puerta. Las excavaciones han permitido comprobar que las dimensiones de la puerta apenas tenía dos metros (desconociendo la altura) y que se llegaba a través de una rampa, que en zig – zag, tenía su comienzo en la calle del Castillo.

Al excavar esta zona se descubrieron líneas de murallas y muros que no sabíamos que existían.

013

También la Administración actuó de forma puntual en la zona donde se ubica la iglesia de una sola nave de las del tipo de la Reconquista, cuya planta se podía adivinar con los restos que afloraban en la superficie. Pero de la que se desconocía casi todo. Es muy probable que la Cruz Patada tallada en el sillar pertenezca a esta construcción, ya que el estilo de estas cruces coincide con el de la misma época en que se construye la iglesia, y luego fue reutilizada en la construcción de un muro en el sector II.

013

Cruz Patada

Durante varios siglos en el castillo se realizaron restauraciones y ampliaciones, hasta que en las Guerras Carlistas fueron gravemente dañadas sus construcciones, ya que hubo una guarnición militar importante. También sufrió daños durante la Guerra Civil , utilizándose algunos de sus muros como puestos de ametralladoras.

013

Dedal

013

Cántaro

LAS EXCAVACIONES EN FOTOGRAFIAS

Cuando comenzamos a trabajar el nivel de tierra cubre casi todas las estructuras lo primero es desbrozar la zona y limpiar antes de tomar las cotas de inicio. La excavación transcurre lenta y el trabajo se realiza a mano con grandes dificultades por la pendiente del terreno.

Poco a poco van saliendo las estructuras, mezclados con la tierra que los cubre aparecen los objetos arqueológicos, los rellenos se componen por diferentes materiales: piedras, arenas, cal, gravas, etc., que se han ido depositando a medida que se van destruyendo las construcciones.

En cada relleno aparecen revueltas las cerámicas y otros objetos que se van recuperando y que suelen ir, generalmente, de más modernos a más antiguos a medida que se va bajando en profundidad.

Una de las construcciones más espectaculares de la última excavación es el torreón circular que corresponde al tercer cinturón de murallas. La altura conservada y el grosor de su muro, nos hace suponer que formaría junto a la muralla, un bastión inexpugnable. Construido en época islámica, luego se reforzó con un segundo lienzo delante de éste, conocido como antemuralla o falsabraga en época cristiana.

El equipo de trabajadores van quitando poco a poco la tierra por capas que corresponde a los diferentes rellenos. En este caso nos encontramos en uno de los rellenos que más hallazgos de monedas ofreció.

En la imagen superior se puede ver un nivel de gravas finas con abundantes huesos y cenizas, aquí aparecieron muchas cerámicas revueltas con esta tierra oscura. Después de retirar el relleno se observa un murete que lleva dirección N-S.

La toma de medidas, distancias, cotas de profundidad, son necesarias para un correcto seguimiento del proceso de excavación, en las fichas de campo es donde quedan reflejados los datos que luego servirán para la interpretación de la excavación.

También el dibujo de las plantas y alzados de los muros es un registro necesario para la interpretación de los restos aparecidos. La toma de medidas es una tarea lenta, ya que se intenta tomar el máximo detalle de las piedras que forman las construcciones.

Al final quedan al descubierto estructuras de edificaciones que no se conocían, ya que estaban totalmente sepultadas. En este caso al tratarse de una fortificación son habitaciones relacionadas con la guardia y con los aterrazamientos hechos para salvar el desnivel en la zona que lleva a la puerta principal.

Imagen de toda la acumulación de rellenos en la ladera, que cubría el torreón y la antemuralla, al final de la excavación.

Las piezas de cerámica se dibujan y se pasan a tinta, estas corresponden a algunas que hay expuestas en las vitrinas.

Las tres bocas de jarritas de paredes muy finas están bizcochadas y decoradas en manganeso, además llevan decoración incisa. Tienen una cronología de finales del s.XII y principios del XIII.

002 003

Dos platos “talladors” cerámica verde y morado de Teruel s. XIII y XIV.

004

Plato de Reflejo Dorado (Manises, s. XV), motivos hojas de Cardo dentadas y Retículas.

005

Plato de cerámica azul turquesa s.XV

006

Escudilla de cerámica azul s. XV.

El futuro del Castillo de Jérica pasaría por una completa excavación de todo su recinto, ya que de ésta se extraería, como así se ha demostrado, gran información de cómo era, cuáles eran sus estancias y las funciones de las mismas.

¿Quién podría decir que dentro del Castillo se encontraba una iglesia? Aunque los textos así lo decían, es cierto que la tradición popular la relacionaba con alguna capilla dentro de la Torre del Homenaje. Sin embargo, se localizó, en las excavaciones del año 2000, entre la puerta de entrada y el segundo cinturón del recinto del Castillo.

¿Cuántos más secretos permanecen ocultos debajo de ese cerro?

Pero no todo es cuestión de excavar, si no de conservar y mantener, para que todos podamos ver el esplendor que debió tener en el pasado.

Muchos han sido los dibujos y maquetas realizadas, sin embargo, los más fieles serían aquellos que se han realizado tras las prospecciones y las excavaciones.

En el dibujo siguiente se observan las torres, murallas, puerta de entrada y la Torre del Homenaje tal y como debió ser en el s.XIX, antes que fuese derribado.

LEVANTAMIENTO TRIDIMENSIONAL (HIPOTÉTICO). SOBRE PLANO TOPOGRÁFICO

010

Vista desde el Norte

011

Vista Noroeste

012

Vista desde el Este

Torreta

Torre del Homenaje con las almenas

Torreta piso bajo

Interior de la Torre del Homenaje (Acceso Hipotético)

Torreta piso alto

Interior Piso Superior Torre del Homenaje (Hipotético)

Vista Actual de la Muralla y Antemuralla

EQUIPOS DE EXCAVACIÓN

Año 1999
Pilar Vañó (Directora), Vicente Carsi, Jesús Ibáñez, Emilio Pérez, José María Gómez, José Marco y Santiago Navarro

Años 2000 - 2001
PIlar Vañó (Directora). Alumnos de la Escuela Taller que participaron: Patricia Monleón, Lucía Ibáñez, Mª Teresa Argente, Miguel Ruiz, Mª Carmen Abad, Mª JoséMompó, Beatriz Flores, Carlos Gimeno y Milagros Serrano